Pajareando en Huaticocha, Coca Birders visitan Sumaco

Pajareando en Huaticocha, Coca Birders visitan Sumaco.

Sumaco Biosphere Reserve
La Virgen, Vía Baeza Quito. Reserva de Faunistica Antisana.

Mi aventura empezó con desde la ciudad de Quito, pasando por lugares maravillosos que tiene esta vía, como el páramo, bosque nublado y laderas.

Huaticocha es una parroquia del Cantón Loreto en la Provincia de Orellana. Desde Francisco de Orellana está a tan solo 1 hora 30 minutos.

Sumaco Biosphere Reserve
Sumaco Biosphere Reserve

Para Coca Birders fue emocionante volvernos a reunir, y buscar aves en un nuevo terreno, teníamos una especie en mente: El Gallito de la Peña (Rupicola peruvianus), uno de los emprendimientos turísticos locales nos invitó a su lugar.

Coca Birders Sumaco
Coca Birders Sumaco

Caminamos activamente por varias horas recorriendo el bosque, llegamos a un sitio de anidamiento del El Gallito de la Peña (Rupicola peruvianus), por suerte no estaba activo.

Era muy interesante poder apreciar la diversidad de vida que existe en los bosques de cejas de montaña, por suerte en el Ecuador tenemos un pedacito protegido y se encuentra en la Reserva de Biosfera Sumaco.

Aphelandra
Aphelandra

Después de pasar cascadas y esteritos  cristalinos llegamos a nuestro lugar de inicio donde nos esperaba la mejor noticia: Habían localizado al Gallito de la Peña (Rupicola peruvianus) y fuimos por ellos.

Esta zona de la amazonia muestra la otra cara, una cara poco conocida:  su gente. Las familias hacen lo mejor que pueden para darle un uso al Bosque que los vio nacer.  La falta de sostenibilidad a esta práctica solo garantiza la deforestación y la pérdida de diversidad de vida.

Gabriel Maldonado en busca del Gallito de la Pena.
Gabriel Maldonado en busca del Gallito de la Peña (Rupicola peruvianus).

Llegamos al parchecito de bosque donde habían 4 Machos Desesperados   de Gallito de la Peña (Rupicola peruvianus), habíamos coronado con nuestras expectativas.

Andean Cock of-the-Rock
Andean Cock of-the-Rock. Coca Birders. Ovidio Garzon

De regreso a nuestra base, tuvimos una bandada de brillantes tangaras que pasaron volando a comer frutas de Miconia, que por cierto, en estas tierras son más grandes de lo normal; los colores brillantes de Tangara Paraíso, Eufonias Ventriblanca, Tangara Vientre-amarillo y otros a nivel de nuestros ojos.

La imagen en mi memoria y la experiencia de ver las aves atrapadas en parchecitos de bosque, inmediatamente catapultó la idea de reforestar de manera efectiva a escala local y se desearía empezar esta restauración dentro de la Reserva de Biosfera Sumaco y se llama Sumaco Ñahui.

Era evidente, Era una pequeña muestra de la riqueza en avifauna y el potencial económico para comunidades indígenas, propiedades privadas y gobiernos locales. Estos mismos lugares corren la suerte de ser reemplazados por cultivos de palma africana.

La reforestacion de los bosques es urgente especialmente en areas con una alta diversidad de vida, pues en ella se encuentra asegurada la supervivencia de nuestra especie.

Hasta la próxima salida!

Fernando Vaca